Noticias, Vocaciones

Actividades de verano de los seminaristas

12779109_1290380270988430_4383428260535807144_oConvencidos de que la vida del seminarista, futuro sacerdote, no debe reducirse al estudio de la teología y las ciencias eclesiásticas, los seminaristas de nuestra diócesis decidieron, en el marco del Año Santo de la Misericordia, actuar como discípulos misioneros de la misericordia. Con ese propósito han desarrollado una serie de actividades de verano que forman parte de la formación para su futuro sacerdotal.

Tales actividades comenzaron el 10 de febrero pasado con la misa del Miércoles de Cenizas en la catedral Santo Domingo de Guzmán, presidida por el obispo diocesano de Nueve de Julio, monseñor Ariel Edgardo Torrado Mosconi.

Posteriormente se trasladaron a la ciudad de Pellegrini, donde con la compañía del padre Germán hicieron una misión de una semana, durante la cual recorrieron la ciudad visitando casa por casa y organizando diversas actividades pastorales para niños, jóvenes y para toda la comunidad. La misión culminó con una misa presidida por monseñor Torrado Mosconi el sábado 20 de febrero.

Después tuvieron unos días de convivencia en el campo y finalmente, orden a formar el corazón de pastor, se dedicaron a poner en práctica distintas obras de misericordia. Las acciones se desarrollaron por diversos grupos en el Cottolengo Don Orione de la localidad de Claypole, en la casa de recuperación de adicciones en el Cenáculo de Pilar, en las villas de emergencia en Buenos Aires, y en el hogar de San Juan de Dios en Luján.

Tras alentar a los seminaristas en estas actividades complementarias de sus estudios, monseñor Torrado Mosconi pidió a la comunidad diocesana “oraciones a todos por la fidelidad de la vocación de los seminaristas y para que a través de estas actividades vayan adquiriendo un corazón lleno de misericordia a imagen del de Jesús, Buen Pastor”.