Noticias

13 Abril, 2017

El Obispo hizo un fuerte llamado a la unidad en la Misa Crismal

El Obispo Ariel Torrado Mosconi convocó a los sacerdotes a la unidad, única garantía “de la eficacia pastoral” y de que se haga realidad la nueva evangelización en nuestra diócesis”.

Durante la misa de ayer, en donde se consagró el Santo Crisma, se bendijeron los óleos y se renovaron las promesas sacerdotales, el prelado hizo un insistente llamado a la comunión de los sacerdotes. “Sabemos, que el bien más preciado de la Iglesia es la unidad… Por eso les pido encarecidamente que la cultiven y la primen entre ustedes y entre todo el pueblo santo de Dios… Hoy más que nunca, en nuestra patria, tenemos que ser signos de comunión. Son muchas las divisiones, las discordias y los peligros de acrecentar los odios y la violencia en el mundo de hoy… Particularmente, en nuestro país, donde algunos hablan de las grietas cada vez más hondas que nos separan a los argentinos y que muchas veces se busca ahondar como una forma estratégica de tener preponderancia sobre los otros… El Evangelio no será creíble si no damos testimonio de comunión. Por eso debemos convertirnos, hoy más que nunca, en instrumentos de unidad en cada una de nuestras comunidades”.

También recalcó a los sacerdotes que son “enviados” y que deben mirar “la realidad compleja y amplia” que tienen “por delante para evangelizar”. “Estamos viviendo un tiempo hermoso de nuevas oportunidades y el desafío es maravilloso –aseveró-. Por eso el Papa nos alienta con entusiasmo, a ser capaces de una nueva evangelización. La realidad nos interpela, nos clama y nos desafía…y la debemos escuchar, discernir e interpretar. En el fondo siempre hay una necesidad de salvación, un grito pidiendo redención. Hasta me atrevería a decir que quienes parecería que se cierran obstinadamente o rechazan a Dios, son los más necesitados de Él”.

Monseñor Ariel recordó las ideas que expuso con ocasión de la convocatoria a la celebración de los 60 años de la diócesis y del mensaje de Cuaresma: la necesidad de una verdadera renovación y conversión pastoral. “Hoy, durante la Misa Crismal quise hacer hincapié en la comunión como condición para una misión fructífera. ¡Si trabajamos, nos comprometemos y esforzamos por vivir todo ello con fervor y entusiasmo, la nueva evangelización se irá haciendo realidad indudablemente en nuestra diócesis!”, finalizó.

>>Leer homilía completa<<