Cáritas, Noticias

21 mayo, 2016

Encuentro Diocesano de Voluntarios de Cáritas

20160514_132208El sábado 14 de mayo en la ciudad de Pehujó se llevó a cabo el Encuentro Anual diocesano de Voluntarios de Cáritas. Más de 80 voluntarios de toda la diócesis, tuvieron la oportunidad de atravesar junto a Monseñor Ariel Torrado Mosconi la Puerta de la Misericordia y  celebrar  la Santa Misa.

El obispo en su mensaje recordó que “el Espíritu hace nuevas todas las cosas y nos impulsa al discernimiento, a la audacia, a la creatividad y a la comunión:

– En primer lugar el Espíritu nos llama al discernimiento de cuáles son las nuevas formas de pobreza que nos interpelan. Debemos abrir nuestros ojos y nuestro corazón para poder descubrir cuál es el lugar desde donde hoy nos está llamando Jesús pobre y necesitado.

-Además el Espíritu nos hace audaces, nos saca del temor a lo nuevo, nos libera de la tentación del conformismo y la resignación. Muchas veces escuchamos que aquello que nos paraliza son los temores de nuestras faltas de fuerzas, de la carencia de recursos humanos y económicos, del cansancio y la asedia. Medimos nuestras posibilidades de trabajo con nuestras pobres fuerzas humanas y no dejamos lugar al poder de Dios que se manifiesta en lo pequeño y lo pobre.

-También el Espíritu nos hace creativos, nos saca del miedo a cambiar. Nos libera de la actitud del “siempre se ha hecho así”, de los movimientos rígidos que nos hacen esclavos de nuestras fuerzas meramente humanas. El Espíritu nos lleva a un dinamismo nuevo y espontáneo. Nos hace percibir las necesidades nuevas y nos da la prontitud y agilidad para responder a los nuevos desafíos.

-Por último, el Espíritu nos lleva a la comunión, a no sentirnos solos en nuestro trabajo. A dejar de lado las lamentaciones quejumbrosas de la falta de compromiso de los demás y a generar en nuestras caritas ámbitos de acogida para nuevos voluntarios y para hacer crecer en la consciencia de la comunidad que caritas somos todos.”

Durante el encuentro  se reflexionó  en un primer momento,  sobre  la Parábola del Buen Samaritano, luego se trabajó sobre el mapeo de la realidad y sobre las  respuestas  que damos como iglesia a las necesidades de nuestra comunidad. Los diferentes representantes de las  comunidades compartieron  sus necesidades y algunas ideas sobre cómo dar responder a sus clamores. Problemas de vivienda, consumo abusivo de sustancias, fueron los más sobresalientes.

En última instancia se presentó el lema de la Colecta  Anual de Cáritas  y la Diócesis Signo de Lomas de Zamora, donde las imágenes destacadas son el trabajo de voluntarios jóvenes y adolescentes. Este año el lema está  inspirado en palabras del Papa Francisco a los jóvenes en Cuba, donde los invita a soñar en grande y transpirar sus sueños “Si das lo mejor de vos, el mundo será distinto”. Alentando a que cada uno a descubrir la capacidad transformadora.

Una jornada enriquecedora que animó a todos los presentes en renovar su compromiso como agentes de pastoral caritativa.