Noticias

7 Agosto, 2017

Entretiempo: Hacia el encuentro con uno, con Dios y con los demás

El fin de semana del 4 al 6 de agosto se realizó el retiro espiritual “Entretiempo 2” en la quinta parroquial de Nueve de Julio. Participaron 25 hombres de entre 35 y 50 años. Acompañados del Padre Guillermo Gómez y junto al equipo organizador, vivieron la enorme gracia de acercarse a Dios en comunidad.

Entretiempo es un retiro organizado por laicos, pensado para hombres que transitan la mitad de la vida.

Está destinado a hombres y mujeres de entre 35 y 50 años pero en esta oportunidad estuvo destinado únicamente para hombres. Durante su transcurso se propone un encuentro renovado con Dios y es abierto para todas las personas, inclusive a aquellas que no son practicantes o se sienten alejadas de Dios y de la Iglesia.

Como su nombre lo dice, busca convocar a personas de mediana edad , época de la vida en que generalmente se plantean el por qué de lo que hacen, muchas veces suelen experimentar un vacío, soledad o crisis personal y espiritual, por no sentirse plenamente felices.  Muchas veces se preguntan: ¿habré optado bien en mi vida? ¿qué quisiera cambiar? ¿aún estoy a tiempo de hacerlo? En ese contexto de crisis hace mucho bien detenerse un poco para plantear la segunda parte de la vida. El camino de descubrimiento y profundización que plantea “Entretiempo” empieza por tratar de aceptar la historia de cada uno, con sus luces y sus sombras, y a partir de allí ir descubriendo el Amor de Dios como fuente de esperanza y mirar hacia adelante con renovado entusiasmo.

El retiro tiene una duración aproximada de dos días y su temática está ordenada en tres partes o bloques: el encuentro con uno mismo, el encuentro con Dios, y el encuentro con los demás. Las dinámicas que se utilizan son variadas, incluyendo charlas, meditaciones, reflexión personal, oración y actividades en grupo.

Está organizado por laicos comprometidos con la fe, con el asesoramiento espiritual de los sacerdotes de la Iglesia Católica, y que se realiza separadamente para varones y mujeres, dadas las diferencias de enfoque que se requieren en esta etapa de la vida.