Jóvenes, Noticias

6 Abril, 2015

Pascua Joven: Maestro, que yo pueda ver

Jonatan Ruiz
Equipo de Pastoral Juvenil

Un pasaje del Evangelio de San Marcos habla del ciego Bartimeo y Jesús. En un dialogo, Jesús, le dice: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: “Maestro, que yo pueda ver”. Este fue el lema que sonó durante la Pascua Joven la pasada semana Santa en la ciudad de Trenque Lauquen. Alrededor de 450 jóvenes participamos de un mega encuentro de la juventud en esa ciudad, y la ocasión era compartir simplemente un encuentro real y fuerte con Jesús, con el objetivo, de lograr revivir su Pasión, su muerte y su resurrección.

Muchos jóvenes de distintas localidades ( 25 de Mayo, Bragado, 9 de Julio, Carlos Casares, Pehuajo, Henderson, Beruti, Trenque Lauquen, 30 de Agosto, Pellegrini, Tres Lomas, America, Gral Villegas, Tres Algarrobos, Piedritas, E.V.Bunge, Ameghino, Los Toldos, Baigorrita, Lincoln) de nuestra Diócesis participamos llevando con nosotros estas ganas de compartir un momento único con el Señor, pero… ¿Compartir qué?, los jóvenes acompañamos a Jesús el jueves Santo celebrando la Misa de la Cena del Señor, el lavado de los pies, y para finalizar el dia un momento fuerte de Adoración Eucaristica recreando el Huerto de Getsemani. Por otra parte el viernes compartimos la Celebracion de la Pasion y la Adoración a la Cruz y realizamos un Vía Crucis representado por jóvenes.

DSC_1769El sábado se realizo la Vigilia Pascual, y luego se celebro la resurrección de Cristo. Fue sin dudas una verdadera fiesta de la juventud. El equipo Diocesano de la Pastoral Juvenil se encargo de organizar la Pascua con mucha responsabilidad y amor, contamos además con una cantidad de personas que cocinaron, y trabajaron en la logística del encuentro, como también muchos que aportaron para hacer esto posible, y para que sea como dijo el padre Francisco Pérez Cadierno de Carlos Casares: “algo que Dios soñaría”, y así lo fue, los jóvenes vivimos momentos profundos entre nosotros mismos y logramos ver a Jesús en cada minuto transcurrido de la Jornada.

El lema de la Pascua nos invito a trabajar sobre las “cegueras”, intentando descubrir en su interior cuales eran las cegueras de su juventud que los frenaba para ser verdaderos cristianos. Es necesario oír a Dios en el silencio, Jesús se dirigía al desierto cada vez que necesitaba rezar, así en silencio, los jóvenes hacían sus exámenes de conciencia en soledad en una relación interpersonal entre ellos y Dios, es decir, se dirigían a realizar su “desierto”.

10960189_920641924633068_7922890289062338465_oGastón Deza (17) de Trenque Lauquen es uno de los jóvenes que fue a Pascua Joven por primera vez y su testimonio dice: Pascua me pareció una experiencia única que me ayudo a acercarme a Jesús y conocerme más como persona”. Otro de los jóvenes que asistió es Braian Fernández (20) de Trenque Lauquen  y cuenta que: -“ver a tantos jóvenes unidos por una razón, un corazón lleno de preguntas y un objetivo a cumplir, hizo que vuelva a sentir la amistad de aquel Dios al cual creía que me había abandonado…, luego sentí que me decía: te quiero, no volvamos a distanciarnos, siempre estaré con vos para lo que sea sin importar nada” ahí, mis lagrimas se hicieron presente, y por dentro le dije perdón Jesús por negarte y traicionarte, te quiero y gracias por lo que hiciste. Gracias Jesús por estar presente, gracias por las personas que has puesto en este camino, gracias maestro.”

1602021_10205233223526682_6027901562495742866_oSofía Sinforiano de Trenque Lauquen quien ya ha vivido la mayoría de estos retiros realizados por la Pastoral dice: Pascua es compartir a Jesús con aquellos que se animan a encontrarlo. Es una manera de disponer el corazón para poder escuchar y a su vez encontrarnos con nosotros mismos. Es alegría porque reís con el que está a tu lado y a su vez compartís las tristezas que carga consigo. Pero sobre todo es una elección que nos hace felices, sin Dios la vida no tiene el mismo sentido”.

10861100_10205234051507381_3340393042977018712_oCamila Varella (21) también de la ciudad de Trenque Lauquen nos dice esto: Si me preguntas, no me imagino viviendo una Semana Santa en otro lado que no sea en Pascua Joven. Para mi pascua es felicidad. Es momento de encuentro, entrega y renovación. Es acompañar a Jesús en el camino a la cruz. Es que llegue el domingo de resurrección y sentir que te va a estallar el corazón de felicidad y amor de Jesús. Es reafirmar el sentido de porqué elegí y vuelvo a elegir seguir a Jesús”.

Es increíble cuando en la pascua reflexionaba en silencio, alzaba la vista y miraba a los jóvenes dispersos por el predio de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, se me erizaba la piel ver esa presencia tan real de Jesús, y por 11209388_10205239444640515_1069697980838256841_ndentro pensaba: “¿Qué sería de mi sin ser parte de esto?”. Pedro López (18) de Bragado quien vivió por primera vez Pascua Joven nos dice: -“La juventud no esta pérdida como generalmente se dice. Creo y sostengo que tantos jóvenes apoyados y guiados por Jesús y María pueden cambiar la mirada de la sociedad, como así también muchas malas costumbres que tiene la misma”, dice Jonathan Barroso (21) de Gral. Villegas: -“lo que más me llena y moviliza es su resurrección. ¡¡¡Cristo, resucitó al tercer día para salvarnos!!! Porque Él es un Dios de vida y luz, no de muerte y tinieblas”.

El agradecimiento a la Sociedad Rural de T. Lauquen, a las Direcciones de Transito, Higiene Urbana y Hospital Municipal de la Municipalidad de Trenque Lauquen y a la Comisaria 1° por todo el apoyo desinteresado.

Sin dudas, estamos locos por Cristo, pero no solo nos quedamos en esto, bien lo dijo nuestro querido Papa Francisco: “Los entrenamientos para seguir a Jesús son Oración, Sacramentos y ayuda a los demás”, y bajo esta hermosa indicación nos entrenamos día a día, para vivir y morir para y por Jesús. La Pascua del 2 al 5 de abril en Trenque Lauquen, fue una Pascua… verdaderamente Joven.